Balmain: invierno de lujo

Eventos, Moda Hombre, Tendencias

A menos de tres semanas del lanzamiento de la colección de Balmain para H&M ya podemos catar, aunque solo sea desde lejos, prenda por prenda e ir anotando en nuestra lista de deseos nuestro caprichito (o caprichitos) para no andar dudando cuando llegue el momento y dar sin miramientos ese tarjetazo que hará temblar a nuestra cartera haciendo de noviembre un mes un poquito más complicado. Pero bueno, un día es un día y para los amantes de la firma francesa más que un sacrificio será un “autoregalo prenavideño” que todos nos merecemos por lo bien que nos hemos portado, ¿verdad?

Balmain 1

Si, como yo, eres de los que no viven en Madrid o Barcelona, te lo tendrás que currar para hacerte con tu antojo ya que, como suele ocurrir, será en las dos ciudades donde puedas adquirirlo directamente en tienda, así que nos tocará tirar de la web, con la desesperación que esto conlleva. Recuerda la pasada colección de Alexander Wang, donde resultó ser toda una odisea comprar a través de la web ya que el colapso era continuo y uno pasaba de querer comprar a empotrar el ordenador contra la pared de cero a cien en tiempo récord.

Balmain 2

Tu misión será permanecer atento a la hora de apertura de la compra frente a tu PC y no titubear ni un segundo a la hora de añadir a la cesta. Ya tendrás tiempo luego de mirar y confirmar que está todo OK, pero lo primero es lo primero, que luego vienen los llantos y los arrepentimientos varios.
Ten en cuenta que, para ser Balmain, los precios no son tan desorbitados, ya que los precios rondan entre los 30 y los 500 euros que, a ver, no es que sean un regalo pero si ojeas una de sus cazadoras al final no te parecerá ni tan caro. Considera que, si te quedas sin, la única posibilidad luego será la reventa en Ebay, y ahí ya sí que te lo vas a pensar.

Balmain 3

Yo ya tengo mi lista más que finiquitada, así que ahí estaré el día cinco del mes que viene, inmóvil y sin pestañear, para que ninguno de vosotros sea la ruin persona que me arrebate lo mío.