Sastrería con pluma

Miscelánea, Moda Hombre

El festival de moda masculina Pitti Uomo cada año tiene más eco en los medios y claro, este 2015 no iba a ser menos y cualquiera que se interese un mínimo por la moda de hombre, además de oír retumbar las firmas de prestigio de siempre, se habrá dado cuenta del peso que las prendas españolas han tenido en la 87 edición del acontecimiento.

Firmas ya consolidadas como Desigual, Custo Barcelona o La Portegna han dejado constancia de lo bien que hacemos moda también en España y los desfiles que ponían sus propuestas sobre la pasarela han sido más que bien acogidos. Pero Mr. Flamencool, que siempre anda con ojo avizor para cazar nuevas alternativas, fichó de primer vistazo a otra de las firmas patrias que se dejaron caer por la feria: Sastrería 91. Es la primera vez que pisa suelo en Pitti Uomo y, para nada, ha sido en vano. Cansados de que las plumas solo aparezcan en la indumentaria femenina, Sastrería 91 introduce en las ropas masculinas plumas de pavo real, ganso o perdiz, otorgando con una gran evidencia ese toque distintivo para el hombre Flamencool. Aires de dandy cien por cien con materiales de excelente calidad como tweeds de Inglaterra, lanas italianas o una de las mejores lanas de vicuña del mundo.

Pajarita Azul

Ahora, si de verdad eres de los que cuidan los auténticos detalles, alucinarás con las magníficas pajaritas hechas con plumas de la firma. A golpe de vista pajaritas normales, pero un detalle exquisito para el que se pare a mirar. Lisas, con estampados o directamente con el motivo natural de la pluma, a ver quién se atreve a decirte que no arriesgas a la hora de vestir. Ve más allá y no te quedes en la pajarita: echa un ojo a su colección de gemelos naïf de madera y no querrás esconder tus manos jamás.

Gemelos

Da gusto ver que maravillas de éstas se hacen tan cerca de nosotros.

Embriagado de lujo

LifeStyle, Miscelánea

Una buena excusa para tomarte una copa con un buen amigo o para romper la tensión sexual no resuelta con esa persona en particular es obsequiarle con una buena botella y estrenarla en el momento para disfrutar del regalo juntos.
Este mes se te presenta lleno de citas y compromisos sociales, y seguro que un poquito de alcohol en vena hace que se te suelte la lengua y termines el año soltando todo eso que llevas meses guardando para empezar 2015 limpio de impurezas internas.

Eso de abrir una botella y servir la bebida es un momento de placer y camaradería, por lo que hasta la presentación de dicho elemento servirá para embellecer el momento. Por supuesto, ésto las marcas lo saben y por eso dando un paseo por el pasillo de las bebidas de tu supermercado verás como se te van los ojos a los packs especiales, regalos y diseños que harán que tu borrachera sea producto de un verdadero lujo.

El pasado año fue Moschino y esta vez ha sido Versace quien ha vestido la botella de Disaronno para que cada sorbo de amaretto sea un auténtico placer. La casa de Donatella viste de azul y dorado la mítica botella para añadir un antojo más a tu lista navideña.

Disaronno wears Versace

Si eres más de gin tonic, Santamanía te conquistará con el pack que lanza para estas fechas. Una impecable caja blanca que incluye botella, dos vasos de diseño y complementos de coctelería para que disfrutes de una ginebra que siempre se elabora en pequeñas partidas, siempre numeradas y por debajo de las 330 botellas.

Santamanía

¿Prefieres regalar moda a alcohol? Quédate con las dos opciones. Martin Miller’s Gin se ha asociado con El Ganso y te ofrece la botella con una pajarita anudada al cuello diseñada en exclusiva por la firma española.
Four Roses, Jack Daniel’s y Ardbeg también te presentan ediciones especiales si eres un buena amante del whiskey o el bourbon.

Déjate embriagar por el físico que esta vez, lo de dentro, pasa a segundo plano.

La alfombra ha hablado

Eventos

La alfombra del Westin Palace de Madrid ha vuelto a hablar…y no todos se han ido de rositas.
Anoche la revista GQ España entregó los Premios a los Hombres del Año 2014 y claro, la indulgencia en estos casos aparece de refilón y no todos tienen la suerte de tropezar con ella.

Imagina que eres uno de los invitados, te comunican que el dress code es el esmoquin y vas y te presentas queriendo marcar la diferencia…no te quejes luego del critiqueo al que te han sometido porque te lo has buscado. Sino que se lo digan a Juan Ibáñez Pérez, que por no llevar no llevó ni corbata y parecía que iba a tomar un gin tonic un jueves noche por Madrid;el peor de la noche fijo. Peter Vives debió de llegar del bautizo de un sobrino y ya alargó hasta la noche y mató dos pájaros de un tiro desentonando por completo con un simple traje dos piezas y Carles Pujol, a sabiendas del protagonismo que tendría ya que subía por un de los premios también se negó a acertar dando de lado al esmoquin.

Peor Vestidos

En el límite de la balanza encontramos a otros como Juan Betancourt, que respetó el dress code pero que parecía que llevaba talla XXL. El chef Ramón freixa se sobrepasó con el tamaño de la pajarita. Las mangas y la camisa con chorreras de Mario Vaquerizo tampoco eran lo más adecuado para la ocasión y Alfonso Bassave habría ido de diez si al perfecto esmoquin que lucía no lo hubiese privado de su correspondiente lazo al cuello.

Ni bien ni mal

Teniendo en cuenta que el modelo inglés David Gandy rondaba por la fiesta no fue difícil señalar con el dedo al más elegante de la velada. Con un impecable tres piezas de chaqueta y chaleco azul noche destacó por encima de cualquiera. La elección de Javier de Miguel del aterciopelado de Tommy Hilfiger fue todo un acierto. Jeremy Hackett, que recibió el premio especial a 20 años de estilo, hizo gala de la elegancia de su firma y aportando detalles como el alfiler en el ojal. Los actores Diego Martín y Jan Cornet dieron en el clavo ciñéndose a las normas de la etiqueta.

Mejor Vestidos

Una noche con resbalones estilísticos pero que nos hizo ver que GQ sigue sabiendo escoger a los que de verdad aspiran a convertirse en auténticos referentes de estilo.

*Fotos de revistagq.com

Calidad en los complementos

Moda Hombre

A diferencia de las mujeres, en el estilo y el look del hombre el toque de la distinción y la particularidad está bastante más limitado.

Ellas, a la hora de destacar, cuentan con un amplio abanico de posibilidades para adornar y resaltar prácticamente cualquier parte de su anatomía, jugando con ventaja a la hora de disimular partes que consideren menos favorecidas, potenciando puntos fuertes de su atractivo, etcétera. Todo ésto entra en el campo de complementos, éstos son anillos, collares, pulseras, foulards, pañuelos, pendientes…

Puesto que nosotros jugamos con desventaja, en el momento de arriesgar al destacar conviene hacerlo de la mano de complementos pensados exclusivamente para ello. Afortunadamente y con el avance de la moda masculina, cada vez disponemos de más elementos para lograr ese toque diferente. Uno de éstos elementos es la pajarita o corbata de lazo, que se ha ido recuperando en las últimas temporadas convirtiéndose en un habitual de cenas o cócteles sin necesidad de esmoquin.

Pajarita

Si eres de los que han colgado la corbata y ahora presume de cuello con lazo, no dejes de echar un vistazo a las propuestas de Louise&Zad, marca española nacida recientemente y que realiza a mano cada una de las piezas. Combinando la sastrería tradicional con una visión más contemporánea del lazo, éstas pajaritas son la excelente elección si además de una pieza única buscas algo intemporal a la vez que clásico.

Si a parte de ésto eres un auténtico gentleman, pásate a ver los alfileres para el ojal y los pañuelos de bolsillo. Ya me dirás.